Menu

Jorge Carinao: “Hay que disfrutar más el proceso que el resultado”

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Pinterest

Parapanamericanos de Santiago 2023.

Un joven de Temuco, siendo menor de edad y promesa de la halterofilia vino a cumplir sus sueños a la capital. Se encontró con múltiples adversidades, incluso con un accidente que lo dejó sin poder caminar y le hizo dudar de lo que quería. Finalmente, el hecho de competir, y la pasión que tiene por el alto rendimiento se impuso. Entendió que sus sueños y metas las podía lograr igual, pero por otro camino, el levantamiento de pesas adaptado.

WhatsApp Image 2023 05 28 at 10.59.59 2

Por Cristian Aburto Salamanca.

 

– ¡Buenas noches, Jorge!, ¿Cómo estás? ¡Un placer poder entrevistarte!

– ¡Todo bien! Gracias a ti, Cristian, por la entrevista. -Enfatizó.

– ¿Cómo ha estado tu día?

– Agotador el día en verdad. Estuvieron grabando en mi departamento algo para la Teletón.

– ¿Estuviste o estás en Teletón? ¿O colaboras para ella?

– Nunca estuve. Fui un día con mi mamá para ver si me servía, pero tuve la oportunidad de hacer mi tratamiento por otro lado. De repente me llaman para dar mi testimonio, o mi experiencia, algo así. – Expresó.

Según su entorno, Jorge Carinao se caracteriza por ser una persona muy humilde, además de ser siempre alguien admirable, ya que siempre intenta hacer lo correcto y ayudar a los demás. Esto se demuestra también con su aporte en palabras para la Teletón, que, pese a estar totalmente enfocado en lo que serán los Juegos Parapanamericanos de Santiago 2023, y todo el estrés y cansancio mental que eso lleva, siempre se da un tiempo para aportar de alguna manera a la sociedad.

Estas características las confirma su entrenador, Jaen André Echeverría, quien expresó que fuera de que Jorge sea buen deportista, también es un gran ser humano. «Como persona es alguien admirable. Ha tenido una evolución importante. Hoy en día es súper maduro, trabajador y motiva al resto. Se ha transformado en un líder positivo. Hace 4 o 5 años atrás era más desordenado, pero ya no», confesó su entrenador.

Jaen André también fue deportista, pero al estudiar educación física decidió ser entrenador. Él conoció a Jorge Carinao cuando era levantador de pesas convencional, pero en un principio no fueron cercanos, más allá de amigos en común que tenían por el deporte. Sin embargo, es el mismo Jorge fue quien lo buscó, luego de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. “Jorge me pidió que lo ayudara. Yo le pedí 3 meses para pensarlo y finalmente accedí», expresó.

Pedro Flores, guardia de seguridad del Estadio Nacional, donde queda el Centro de Alto Rendimiento que es el lugar en el que entrena Jorge Carinao, también dice que el deportista es un gran ser humano, y que se dio cuenta de eso al conocerlo. «Es muy simpático y humilde. Es una persona increíble y se nota solo con conversar unos minutos con él. Era de las pocas personas que me hablaba cuando empecé a trabajar en el estadio», confirmó Pedro.

Además, el guardia de seguridad dice que a poco tiempo de conocerlo hubo una situación que demostró lo buena persona que es Jorge. «En la garita del Centro de Alto Rendimiento estaba escribiendo la patente de otro vehículo, y la barrera estaba arriba. Había deportistas y personas que solo pasaban, sin registro. Él se acercó y me dijo que me había visto. Esperó para darme los datos. Fue demasiado buena persona, esas hojas después las revisan. Me indicó a la hora que había ingresado y todo, sin ningún problema», confesó con orgullo Pedro Flores.

Una de las características más importantes de Jorge es su disciplina, lo cual se expresa desde las cosas más mínimas que hace en su vida. Dice que se acuesta temprano y que lo que más hace en su vida es entrenar. “Entreno de lunes a sábado, en la mañana y en la tarde. Excepto los jueves y sábados que descanso en la tarde. Entreno de 2 horas y media a 3 horas por sesión, son alrededor de 6 horas diarias”, reconoció el deportista.

Esta faceta de responsabilidad y dedicación al levantamiento de pesas la explica la persona que se encarga que Jorge pueda cumplir sus objetivos, Jaen André Echeverría. «Como deportista es un tipo 100% trabajador y comprometido con el proceso. Yo lo tomé cuando era 12 del mundo, y en la antesala de Tokyo llegó a estar cuarto. Hoy en día ya está volviendo al nivel que tenía antes. Yo lo veo bastante bien, a sus competidores ya les ha ganado. Ya está en un 93 o 94%. En unas 8 o 12 semanas más ya debería estar al 100%», explicó su entrenador.

Su disciplina lo ha llevado a conseguir importantes logros tanto para Chile como para él. Participó en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, donde obtuvo sexto lugar, y en los Juegos Parapanamericanos de 2015 de Toronto, donde obtuvo medalla de oro, entre otros muchos reconocimientos que ha tenido en el levantamiento de pesas tanto convencional como adaptado. Justamente la última, en la que obtuvo el primer lugar, lo enorgullece con justa razón, tiene la medalla en su pieza, y durante la entrevista tuve la oportunidad de verla, justo en un momento en que con una sonrisa en la cara vi ese y otros reconocimientos que ha tenido como deportista.

Desde afuera, uno piensa que los deportistas duermen y comen bien, por lo que, si bien la primera la cumple al pie de la letra, la segunda no es tan así, a tal punto que come todo lo que desea.

– Jorge, ¿Cuál es tu comida favorita?

– Soy mañoso, me gusta harto la comida chatarra. Como mucha hamburguesa o pizza, harta bebida también. Las pastas me encantan, son mi plato favorito”. -Expresó con una sonrisa de oreja a oreja.

– ¿Cómo lo haces para mantenerte en forma?

– En la comida tengo suerte, tengo el metabolismo basal alto. No tengo restricciones, puedo comer lo que quiera. Dijo Jorge Carinao.

Sin embargo, el deportista en ese instante cambia el ánimo, y reconoce que el tema de la comida se vuelve una desventaja en el alto rendimiento, ya que al tener el metabolismo basal alto le cuesta mucho subir de peso, lo cual afecta en el ámbito competitivo. “Ha sido entre suerte y cacho. Es una desventaja pesar menos que los competidores, en una categoría de 75 kilos, yo peso 70. ¡Estoy regalando 5 kilos!, y eso se percibe en la banca. Siempre me ha costado mucho subir de peso”, reconoció Jorge.

Pese a todos los inconvenientes, pese a que le cueste subir de peso, pese a que haya sufrido un accidente haciendo lo que ama, y pese a que tuvo que madurar muy joven para lograr sus objetivos, hay algo que en Jorge Eduardo Carinao Cárdenas a sus 32 años jamás se va, y no me refiero a sus muy marcados músculos, sino que estoy hablando de su sonrisa.

Esto lo dice su círculo cercano, que es una persona muy positiva a pesar de todo, y lo ve evidenciado todos los días Pedro Flores, el guardia de seguridad del Centro de Alto Rendimiento. «Siempre lo vemos con ganas, nunca tiene una cara de tristeza», dijo con alegría.

También lo asegura Manuel Silva, kinesiólogo de profesión, director deportivo del Comité Paralímpico de Chile entre 2019 y 2022, y también encargado de clasificaciones entre 2016 y 2019. “Jorge es un deportista serio y profesional al 100%, su vida la dedica a esto. Un poco tímido, pero siempre sonriente”, recalcó.

Manuel Silva no solamente quiso destacar su sonrisa, sino que también cuenta una anécdota con Jorge que lo dejó impresionado. “Una vez lo traté de ayudar a subir una solera, luego me di cuenta que estaba con alguien que levanta y controla más de 3 veces su peso corporal, claramente no era mucho aporte”, exclamó el exdirector.

Sin embargo, junto a su entrenador y a María Antonieta Ortiz, también deportista adaptada, vivió un suceso que su potencia física no podía controlar, y es que estuvieron al borde de la muerte en un avión al otro lado del mundo. «En un viaje a Kazajistán nos avisan en medio del vuelo que el avión va a aterrizar de emergencia en Moscú por problemas en un motor. El avión comenzó un descenso totalmente brusco y aterrizamos al medio de la pista. Luego hablamos con el piloto, nos dijo que teníamos mucha suerte y que no deberíamos estar vivos para contar esta historia”, comentó su entrenador Jaen André Echeverría.

Su entrenador también dice que él siempre quiso llegar a Rusia, pero que le dijo a Jorge que no de esa manera. Además, dice que solo él y Jorge se dieron cuenta. María Antonieta no porque no hablaba inglés. “Nunca le dijimos a María Antonieta”, confesó.

Jorge tenía 17 años cuando un instrumento le cayó encima, quitándole la posibilidad de caminar y de hacer lo que ama. Comenta que el proceso de volver a las pesas fue difícil, e incluso pensó que sus sueños se habían destruido. “Me accidenté cuando creía que de verdad podía ser bueno. Es un proceso súper difícil y lento. Estuve bien perdido, haciendo otro tipo de cosas, sin tomar la decisión de competir en el deporte paralímpico”, confesó.

Sobre el mundo del deporte adaptado, dice que no pensaba tomarlo como opción real, y que demoró 2 años en decidir ser deportista paralímpico en el levantamiento de pesas. “No veía el deporte paralímpico como opción, pensaba que era algo más recreativo, no de alto rendimiento. Lo importante para mí fue el tema de competir, dije bueno estoy en una silla de ruedas, pero igual puedo cumplir las metas que algún día tuve”, comprendió Jorge.

Justo en aquel momento de una profunda conversación, procede a activarse Alexa, la asistente virtual desarrollada por Amazon. Lo que fue un blooper dio paso a otro tema relevante, que fue el premio que ganó como mejor deportista adaptado chileno en 2016, otorgado por el Círculo de Periodistas Deportivos. “Fue súper inesperado. Me acuerdo que me invitaron a la ceremonia y cuando estaba allá recién me enteré”, recordó.

Jorge recibió el premio el 20 de diciembre de 2016, y reconoce que fue muy especial para él, ya que justo hace 8 años se había accidentado. “Que 8 años después esté recibiendo el premio como el mejor deportista paralímpico fue súper bonito. Hice una pausa y miré hacia atrás. Vi todo lo que tenía que suceder, la pena, el sufrimiento, para llegar allí”, dijo con orgullo.

El deportista vio todo lo que había logrado, pero ya en 2023 tiene nuevas metas y objetivos, y enfatiza que quiere ser medallista olímpico y ganar medalla de oro en Santiago 2023. “Es la primera vez que competiré en un campeonato internacional en Chile. Es un plus estar en casa. Una de mis mayores metas es ser medalla en unos Juegos Olímpicos, el próximo año en París. Son cada 4 años, y los campeonatos no vuelven, no quiero que llegue el día de arrepentirme y pensar que me faltó algo por lograr”, enfatizó Jorge.

– ¿Tienes algún mensaje que entregar de motivación a los chilenos?

– Lo que más diría es que está bien sentirse triste, tener rabia y todas las emociones, pero también es importante decir basta y ponerle fin”, sentenció.

– Y finalmente, Jorge. ¿Cuál es tu mensaje?

– Me gustaría invitar a la gente. Hay un antes y un después de un evento tan grande. Es una fiesta y la posibilidad de ver a la élite del deporte aquí en casa. Finalizó con una gran sonrisa, y se despidió con su amabilidad característica.

WhatsApp Image 2023 05 28 at 10.59.59 1

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Pinterest
La Chispa del Deporte en Android
Estamos en

Add Your Heading Text Here